-  En Madrid es 27/nov/2021 - 23:45

Síguenos en

MERCADO

PAGOS MÓVILES

La posibilidad de utilizar el teléfono móvil como medio interactivo para la realización de pagos ha comenzado lentamente a transformarse en una realidad a nuestro alcance.

Introducción

Los operadores de telefonía celular han creado una relación uno a uno con sus abonados utilizando la red móvil, un canal permanente y ubicuo de acceso. Como resultado, los teléfonos móviles se transforman en un vehículo interactivo para la oferta de servicios personalizados, como son los servicios de pago.

Si bien el uso del teléfono móvil como medio de pago resulta tan conveniente como el empleo de una tarjeta de crédito, incluyendo además un número PIN para autorizar transacciones, los servicios de pagos móviles aun no llegan a tener un impacto tangible entre las alternativas existentes de medios de pago.

El modelo para pagos móviles no está definido, y por razones sociales, culturales y económicas no existe un modelo que se pueda aplicar en todos los mercados. Hay distintos factores que influyen en la adopción y uso de un sistema de pago, como son aquellos factores asociados al modelo de negocio y aquellos asociados al área tecnológica.

La variedad de pilotos y modelos de pagos móviles desarrollados dan muestra del abanico de soluciones que pueden concebirse

Modelos de Negocio El modelo de negocio tiene que tener en cuenta la interacción con las entidades financieras, proveedores de servicios, proveedores de contenido, proveedores de pagos y sobre todo con los usuarios. La cadena de negocio de los pagos móviles es compleja no sólo porque aparecen nuevas oportunidades de negocios e interacciones entre sectores comerciales que nunca antes se habían relacionado entre sí, sino que, además, llevará tiempo hasta que se identifiquen los roles asociados a cada uno de sus integrantes. Por otra parte, si partimos de la base de que un nuevo sistema de pago tiene que lograr muy rápidamente una alta penetración en el mercado, entonces el impacto asociado al costo de adopción tiene que ser mínimo.

Accesibilidad La accesibilidad esta relacionada con la experiencia del usuario a la hora de utilizar el servicio, es decir, que el sistema de pago no sólo sea conveniente (aceptado en cualquier sitio, para cual tipo de producto, que admita cualquier tipo de móvil etc.), sino que, además, debe ser rápido y fácil de usar.

Seguridad La seguridad es un elemento crítico en un sistema de pago, especialmente por la desconfianza asociada al entorno electrónico. Cuando hablamos de seguridad nos referimos a factores tales como: la confidencialidad de la información enviada, la autentificación de los participantes, la autorización para adquirir bienes o servicios, la integridad de la información transferida, y "non-repudiation", es decir, el no poder negar el haber participado en una operación.

Estandarización La necesidad de usar estándares que permitan la integración y expansión es fundamental en un servicio destinado a un mercado masivo como son los pagos móviles, donde el modelo de negocio se va a ir redefiniendo con el fin de maximizar los beneficios derivados de esta nueva red de servicios.

Casos Reales

La existencia de empresas dedicadas a la oferta de servicios de pagos móviles, como SMART Money en Filipinas y Mobipay en España, ofrecen valiosos ejemplos de este innovador medio de pago.

Mobipay Mobipay en España ofrece una solución de m-payments basada en una alianza entre todos los operadores de telefonía móvil y el 80% de las entidades financiaras españolas. La propuesta de Mobipay se centra en un modelo de negocio cooperativo, usando el móvil como un medio de pago, permitiendo pagos presenciales y remotos, como por ejemplo: Internet, comercios (TPV conectados a la red fija), pagos a través de TPV conectado a la red móvil (taxis), transferencias, recarga de prepago, etc.

Mobipay permite la convergencia de todos los procesadores de pagos, facilitando el uso de la red existente de terminales de tarjetas de crédito, así como la creación de nuevos canales con la incorporación de TPVs (Terminales de Puntos de Venta) de tecnología GSM como parte de la red de tarjetas de crédito.

En el caso de pagos presenciales, el comerciante comienza la transacción introduciendo el número de teléfono del comprador (también es posible identificar al comprador a través de un alias o de un código de barras pegado al terminal móvil). Después de introducir la información del comprador el comerciante introduce en el TPV la cantidad a cobrar (el terminal puede ser bien un TPV ya adaptado que incluye un lector de código de barras, un terminal GSM o bien otro móvil). El comprador recibe un mensaje solicitando la autorización del pago a través de un PIN secreto. Una vez que el comprador ha introducido su PIN, el sistema envía un mensaje tanto al vendedor como al comprador. Como resultado, el TPV del comerciante imprime el ticket.

El resto de las transacciones (por ejemplo las remotas) son siempre iniciadas por el abonado, quien introduce el número de referencia de Mobipay del producto o servicio junto con su número PIN. http://www.mobipay.es

Smart Money Smart Money en Filipinas ofrece una solución de m-payments como resultado de una alianza entre SMART Communications, MasterCard, y más de 11 bancos.

La propuesta de Smart Money consiste en la integración de las tarjetas usando la red existente de TPVs --MasterCard Electronic-- y el móvil como un dispositivo interactivo. Esta solución permite compras presenciales y remotas, transferencias, recargas de prepago y banca móvil. La interacción con el cliente se realiza a través de un menú proporcionado por la tarjeta SIM de SMART Money MBS (Smart Mobile Banking).

En el caso de compras remotas, el comprador llama al establecimiento encargando los productos que desea adquirir. A continuación el comerciante solicita los 12 dígitos del número de cuenta MCOM (incluidos en la tarjeta SMART Money) del comprador. Una vez obtenidos estos datos, el comerciante introduce este número y la cantidad a cobrar en el TPV. El comprador recibe un mensaje solicitando la validación de la compra, a continuación introduce el W-PIN secreto, y como resultado el comerciante obtiene una confirmación del pago.

En el caso de las compras presenciales, el cliente usa su tarjeta Smart Money como si fuese una tarjeta de crédito. Una vez realizada la compra, un mensaje confirmando el pago es enviado al teléfono móvil. La tarjeta SMART se puede recargar desde el mismo móvil o en una entidad financiera, realizando una transferencia desde una cuenta bancaria a un monedero virtual asociado con la tarjeta. http://www.smart.com.ph

Sergio Jansenson
SchlumbergerSema Business Support Manager

Contacto

Por favor, introduzca su nombre
Por favor, introduzca su nº de teléfono
Por favor, introduzca su dirección de correo electrónico Su e-mail no parece válido
Por favor, introduzca el nombre de su empresa
Por favor, introduzca su mensaje

Dirección

Lagasca, 36 - 2ºG / 28001 / Madrid / España
+34 914 323 220
autelsi@autelsi.es
Lu-Vi: 09.00 - 18.00