La Agencia Española de Protección de Datos ha impuesto a una empresa una sanción de 3.000€ por el envío de comunicaciones comerciales no deseadas. El reclamante no había prestado su consentimiento libre, específico, informado e inequívoco y, aún así, seguía recibiendo publicidad.

Por todo ello, la AEPD decide sancionar conforme a lo previsto en el art. 40 LSSI, pero añadiendo, además, dos agravantes:

  • La existencia de intencionalidad, correspondiendo a la entidad denunciada la determinación de un sistema de obtención del consentimiento informado.
  • La reincidencia por la comisión de infracciones de naturaleza similar.

Puede comprobar la noticia completa haciendo clic aquí.

Suscribete a nuestraNewsletter

Únete a nuetsra lista de mailing y recibe las últimas noticias en privacidad y derechos digitales.

Gracias hemos recibido su mail correctamente