Una empresa (Responsable del Tratamiento) contrató los servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de equipos informáticos ofertados por otra empresa (Encargado del Tratamiento).

Tras la rescisión del contrato, el ET se negó a proporcionar las claves de acceso al RT, por lo que este no pudo acceder a sus datos personales ahí almacenados. Este comportamiento fue sancionado con 100.000€ por la AEPD, que consideró que se habían infringido el art. 13 RGPD y 15 LOPDGDD.

Puede consultar la resolución completa haciendo clic aquí.

Suscribete a nuestraNewsletter

Únete a nuetsra lista de mailing y recibe las últimas noticias en privacidad y derechos digitales.

Gracias hemos recibido su mail correctamente